Memorial San Angel

CONTIGO HASTA EL FINAL

COVID-19 en México: ¿realidad o mentira?

“Esa turba que tienes delante es la de los miserables que yacen insepultos; ese barquero es Caronte; esos a quienes se llevan las aguas, los que han sido enterrados, pues no les es permitido transportar ninguno a las horrendas orillas por la ronca corriente antes que sus huesos hayan descansado en sepultura: cien años tienen que revolotear errantes alrededor de estas playas; admitidos entonces por fin, logran cruzar las deseadas ondas” (Virgilio, 1983, p.132)   

LEER MÁS «COVID-19 en México: ¿realidad o mentira?»

La muerte niña: un ritual de despedida.

“Al encender otra vez los cirios, encontróse con las mediecitas y el vestidito amarillo-duro. Besó aquel cuerpo para cerciorarse del calor de la muerte. Y no. Chonita estaba fría sobre las alas de la mariposa; en movimiento. Chonita estaba en movimiento, pues la muerte es móvil y avanza un milímetro por mes, o por año, o por siglo. Bajo la piel la entrañas movíanse hacia su disolución y los tejidos caminaban y las manos dejaban de ser manos” (Revueltas, 1989, p.34). 

LEER MÁS «La muerte niña: un ritual de despedida.»

La tradición del banquete funerario.

La tradición de Shiva, se lleva a cabo los siguientes siete días después del funeral, es una larga reunión familiar donde los miembros pasan el tiempo sentados en actitud de contemplación sobre la muerte, durante ese tiempo se sirve abundante comida. La familia es visitada por amigos cercanos y parientes que contribuyen con  platos adicionales. Se sirven a manera de buffet y comer es un gran consuelo para el duelo, según la costumbre judía.

LEER MÁS «La tradición del banquete funerario.»

La Peste Negra y su práctica funeraria en la Edad Media.

“Digo pues, que ya habían los años de la fructífera Encarnación del hijo de Dios llegado al número de mil trescientos cuarenta y ocho, cuando a la egregia ciudad de Florencia, nobilísima entre todas las otras ciudades de Italia, llegó la mortífera peste que o por obra de los cuerpos superiores o por nuestras acciones inicuas fue enviada sobre los mortales por la justa ira de Dios…Y no era como en Oriente, donde a quien salía sangre de la nariz le era manifiesto signo de muerte inevitable, sino que en su comienzo nacían a los varones y a las hembras semejantemente en las ingles o bajo las axilas, ciertas hinchazones que algunas crecían hasta el tamaño de una manzana y otras de un huevo, y algunas más y algunas menos que eran llamadas bubas por el pueblo….”

LEER MÁS «La Peste Negra y su práctica funeraria en la Edad Media.»

Preparando la partida.

I. La conciencia de lo inevitable.

Desde las civilizaciones antiguas, los rituales que rodean a los fallecimientos, han sido parte de la toma de conciencia sobre nuestra existencia presente y pretérita, bien sea para señalar el camino hacia el otro mundo durante el viaje; o bien como el acompañamiento final de una vida donde aquellos que nos sobreviven mantienen el luto; representan la forma en que procesamos y tratamos de entender la pérdida; son aquello que muchas culturas han convertido en tabú y que, sin embargo, todos sabemos es parte de la vida; juegan un papel fundamental en la aceptación y resignación e históricamente contribuyen a que en aquellas comunidades donde la vida es vista de manera cíclica, los fallecidos puedan llegar al más allá.

LEER MÁS «Preparando la partida.»
Abrir chat
Hola, ¿en qué podemos apoyarle?