Memorial San Angel

CONTIGO HASTA EL FINAL

La muerte niña: un ritual de despedida.

“Al encender otra vez los cirios, encontróse con las mediecitas y el vestidito amarillo-duro. Besó aquel cuerpo para cerciorarse del calor de la muerte. Y no. Chonita estaba fría sobre las alas de la mariposa; en movimiento. Chonita estaba en movimiento, pues la muerte es móvil y avanza un milímetro por mes, o por año, o por siglo. Bajo la piel la entrañas movíanse hacia su disolución y los tejidos caminaban y las manos dejaban de ser manos” (Revueltas, 1989, p.34). 

LEER MÁS «La muerte niña: un ritual de despedida.»
Abrir chat
Hola, ¿en qué podemos apoyarle?