Memorial San Angel

Funerales en 35 milímetros.

El cine es uno de los placeres que disfrutamos y que hemos echado de menos durante esta pandemia de obligado confinamiento. Es curioso que extrañamos ese encierro en la sala oscura, tal vez por ser voluntario y divertido. Con la tecnología actual, sin embargo, podemos acceder a muchas películas que se dan desde diversas plataformas en la red o adquirirlas en diversos formatos y dispositivos. Podemos ver películas de todos los tiempos, internacionales y repetirlas a voluntad; este ha sido unos de los privilegios de los que algunos gozamos durante el encierro.

Es por eso, que hoy nos permitimos sugerir una selección de películas que nos remiten al tema de los funerales, por ser nuestro tópico de reflexión y por la oportunidad que este medio, llamado el séptimo arte, ofrece a través de su lenguaje visual; porque las historias nos identifican, nos recuerdan experiencias emotivas y cómo los directores de cine han resuelto diversas situaciones humanas, en forma de películas, que nos conectan con nuestra realidad. La selección que relatamos hoy, no es una lista oficial, ni mucho menos la mejor, son referencias, solo recomendaciones y no contaremos los finales, peros sí algunos aspectos que motiven a ver estas interesantes sugerencias.

Las historias nos identifican, nos recuerdan experiencias emotivas y cómo los directores de cine han resuelto diversas situaciones humanas, en forma de películas... Clic para tuitear

Para comenzar, recordamos una de las películas de la trilogía: Tres colores, titulada Azul (Trois couleurs: Bleu),  película póstuma del director Krzysztof Kieslowski, Francia, 1992. Toma su nombre de uno de los colores de la bandera de Francia, el azul, que significa: libertad. Es la historia de una mujer llamada Julie,  que pierde a su familia en un accidente automovilístico, en el cual solo ella sobrevivió. El esposo era una gran compositor francés y su funeral ocurre mientras Julie convalece en el hospital, por lo que un amigo cercano le lleva una pequeña televisión para mirar la transmisión del  funeral en cadena nacional. En algún momento, Julie recuerda un chiste que su esposo solía contar y que lo repitió justo antes de morir. Todas las imágenes de la película, están rodeadas de ambientes en color azul y de la música del compositor fallecido, lo cual transmite un sentimiento de profunda tristeza. La forma como Julie enfrenta su terrible duelo es a través de la liberación de sus únicos y más amados vínculos: su esposo, su hija y todo lo que representan, para transformarse en una mujer diferente en medio de la nada.

El esposo era una gran compositor francés y su funeral ocurre mientras Julie convalece en el hospital, por lo que un amigo cercano le lleva una pequeña televisión para mirar la transmisión. Clic para tuitear

Nuestra segunda recomendación es:  Filadelfia (Philadelphia), del director Jonathan Demme, Estados Unidos, 1993. Donde se cuenta la historia de un destacado abogado llamado Andy, que es despedido de una prestigiada firma por incompetencia, cuando en realidad se ha creado una conspiración en su contra, debido a que Andy tiene VIH y su salud comienza a debilitarse notoriamente. Andy decide demandar a la firma de abogados, por despido injustificado. Los prejuicios hacia su persona y la discriminación hacia su orientación homosexual son dos temas que se tratan ampliamente en la película, temas que fueron muy notables en el inicio de otra de las pandemias más importantes de la historia de la humanidad: el VIH. La historia irónicamente, ocurre en la ciudad de Filadelfia, Estados Unidos, llamada cuna de la libertad y del amor fraternal. En un momento determinado, Andy planea su inminente funeral, hace una fiesta de despedida con sus amigos, se acerca amorosamente a su familia y deja sus asuntos legales y financieros arreglados, también deja un ejemplo de fuerza e integridad a quienes lo conocieron y se permite decir un chiste justo antes de morir.

Andy planea su inminente funeral, hace una fiesta de despedida con sus amigos, se acerca amorosamente a su familia y deja sus asuntos legales y financieros arreglados. Clic para tuitear
Philadelphia: gcn.ie

Nuestra tercera propuesta es: El Gran Lebowski (The Big Lebowski), del director Joel Coen, Estados Unidos, 1998. Cuenta con crudo humor, la historia de un carismático hombre llamado Lebowski, que vive una vida básica y sin preocupaciones, que transcurre compartiendo un sólido vínculo con sus dos amigos y jugando boliche. La historia se intensifica cuando se ve involucrado en la búsqueda de la esposa de un rico mafioso homónimo, sin habilidades o recursos para lograrlo. Esto complica sobremanera su vida y en una trifulca, uno de sus amigos muere. El momento más serio de la vida de Lebowski ocurre durante el funeral de su amigo, a partir de ese evento toma conciencia de sus acciones y es a la vez un momento muy irónico, al usar una peculiar urna funeraria, como todo lo que le había ocurrido antes. 

The Big Leboswky: lwlies.com

Una sugerencia del cine mexicano es la película: Por la Libre, del director Juan Carlos de la Llaca, México, 2000. Es la historia de dos adolescentes en los que se ha repetido la paternidad disfuncional, por lo cual tienen un vínculo muy cercano con su abuelo que al morir parece manipular sus destinos y propicia la unión de los dos chicos, su arribo a la vida adulta y el desprendimiento de los vínculos familiares y materiales. Es una película que rompe con la solemnidad del funeral del abuelo cuando los jóvenes nietos se hacen cargo del mismo y lo convierten en un viaje de descubrimientos, lúdico y  emotivo.   

Es una película que rompe con la solemnidad del funeral del abuelo cuando los jóvenes nietos se hacen cargo del mismo y lo convierten en un viaje de descubrimientos, lúdico y emotivo. Clic para tuitear

En el quinto lugar proponemos la película: El regreso de un soldado (Taking Chance), del director Ross Katz, Estados Unidos, 2009. Es una conmovedora historia acerca del Coronel Mike Strobl, que por razones personales, decide escoltar cuerpo de Chance, un joven soldado muerto en la Guerra de Iraq. La película representa un homenaje a los soldados caídos en la guerras recientes, con una dosis de crítica a la política bélica de los Estados Unidos, pues hace un repaso de la vida de Chance, y lo presenta como un joven amado, destacado y aquello que hubiera vivido de no haber muerto en la guerra. Durante el viaje detallado y descriptivo a través de imágenes, que realiza el Coronel Strobl, en el que atraviesa el país para llevar a Chance dentro de su féretro, a su pueblo natal, se hacen múltiples reflexiones sobre la vida interrumpida de aquellos soldados y los valores cívicos de una sociedad que agradece, pero lamenta el servicio patriótico de estos jóvenes.

La película representa un homenaje a los soldados caídos en la guerras recientes, con una dosis de crítica a la política bélica de los Estados Unidos. Clic para tuitear
Taking Chance: imdb.com

Por último, cabe recordar la película: Cuatro bodas y un funeral (Four weddings and a Funeral), del director Mike Newell, Reino Unido, 1994. Es la historia de un grupo de amigos con algunos conflictos de autoestima que acuden a las bodas de otros amigos y ven cómo se van rezagando en esta actividad del matrimonio, pero en esas mismas bodas poco a poco, ellos mismos encuentran a sus futuros cónyuges. Durante las fiestas y ceremonias, uno de los amigos llamado Gareth, quizá el mayor de edad, propone que el grupo venza todas sus limitaciones y vivan la vida con alegría, para encontrar a la persona amada con quien compartir. Durante la recepción de una boda, Gareth muere y esto lleva a vivir una tragedia al grupo de amigos y a valorar la brevedad del momento que viven, lo cual define sus destinos, saben que aunque ocurra la muerte del ser amado siempre vale la pena encontrarlo y vivir a plenitud ese amor, el tiempo que dure. 

Durante la recepción de una boda, Gareth muere y esto lleva a vivir una tragedia al grupo de amigos y a valorar la brevedad del momento que viven, lo cual define sus destinos. Clic para tuitear

Esperamos que estas sugerencias ofrezcan momentos de distracción también pertinentes en las circunstancias actuales, para aquellos de nosotros que podamos continuar con la premisa de “quédate en casa”, porque creemos que el cine comparte elementos para la recreación pero también para la reflexión y nos hace empáticos con la vida de los otros, ya que casi todas sus  historias se basan en hechos reales. Hemos seleccionado una lista de películas en las que el amor y el buen humor son elementos comunes, así como la ansformación personal por la experiencia del funeral de un ser querido. Todas nuestras propuestas han sido elaboradas para recordarte que en Memorial San Ángel, estamos contigo hasta el final. 

Imagen: Bleu (indiewire.com)

Abrir chat
Hola, ¿en qué podemos apoyarle?