Memorial San Angel

La silla vacía, lo ausente y lo presente.

Los amigos del barrio pueden desaparecer.

Los cantores del barrio pueden desaparecer.

Los que están en los diarios pueden desaparecer.

Las personas que amas pueden desaparecer…

Charly García, Los Dinosaurios.

La película mexicana Azahares para tu boda (1950) Dir. Julián Soler, cuenta las historia de una familia acomodada de inicios del siglo XX, que se rige bajo sólidos valores tradicionales de arraigo al hogar nuclear, porque existe el fuerte principio de que la familia nunca ha de separarse. Hacia el desenlace de la historia, cerca de la navidad, el reciente fallecimiento de la matriarca de la familia “Doña Eloísa” deja un vacío inmenso y su silla en la mesa del comedor es respetada y nadie la ocupa después de su muerte.

La familia la recuerda, habla de ella como la madre ejemplar y amorosa a la que siempre se extraña y se dejan flores en su lugar; como a ella le gustaba, según comentan los descendientes. Esta forma de manejar la ausencia de un ser tan querido por parte de la familia, les permite transitar por el duelo de diversas formas; expresan su dolor, se ha colocado un retrato de ella en la pared del comedor, hacen anécdotas de los recuerdos de su vida y al paso de varios años queda el sentimiento de la herencia de amor que esa madre dejó en la memoria de sus descendientes, incluso de aquellos que no la conocieron.

Azahares para tu boda, 1950, Dir. Julián Soler. Foto Parallax Reviews YouTube

La psicoterapia Gestalt, según sus estudiosos, ofrece la técnica llamada “la silla vacía” con el propósito de sanar emociones que han quedado en conflicto o asuntos inconclusos que no pudieron resolverse con ciertas personas y es muy útil cuando se trata de seres queridos ausentes. El ejercicio en terapia consiste en sentarse frente a una silla vacía e imaginar que ahí está sentada la persona con la que tenemos asuntos por resolver y se trata de hablar como si estuviera escuchando. Muchas personas han dado testimonios de una experiencia liberadora al expresar sentimientos y emociones oprimidas a quien por diversas razones no pudieron decirlas en presencia real.

La psicoterapia Gestalt, ofrece la técnica llamada “la silla vacía” con el propósito de sanar emociones que han quedado en conflicto o asuntos inconclusos y es muy útil cuando se trata de seres queridos ausentes. Clic para tuitear

Y ¿por qué estamos contando estas historias? Vivimos uno de los momentos más difíciles de la humanidad, experimentamos duelos permanentes desde la falta de libertad para salir a la calle, hasta la ausencia o fallecimiento de seres queridos. Nuestros sentimientos están a flor de piel y hemos de agregar que la época de las festividades de fin de año  limitan el manejo de los diversos duelos. Para muchos de nosotros, estas serán las fiestas más tristes jamás vividas, pero también es cierto que la pandemia de Covid-19 ha sido la oportunidad para hacer un llamado a cuidar la salud mental tanto como la física y es en estas fechas que se hacen necesarios todos los recursos a nuestro alcance para sobreponernos a una época de gran intensidad emocional. 

Vivimos uno de los momentos más difíciles de la humanidad, experimentamos duelos permanentes desde la falta de libertad para salir a la calle, hasta la ausencia o fallecimiento de seres queridos. Clic para tuitear

Las fiestas de fin de año, se relacionan con las reuniones familiares, con la necesidad de sentirse acompañado, son costumbres que dan sentido a la vida y durante las festividades se realizan cenas donde todos los seres queridos se sientan a la mesa y lo que capta la atención de todas las personas es la silla vacía y una avalancha de sentimientos acuden también a la reunión. Entonces en necesario un ajuste en las familias, es una oportunidad para escucharse a uno mismo y entender que nos pasa con esa ausencia, tener compasión por nosotros, desahogarse y de ser necesario llorar. 

Marcel Breuer, Silla Club (modelo B3) o Silla Wassily, 1927-1928. Foto MOMA.

Lo interesante será cómo trabajamos el duelo para los próximos años y para ello los expertos afirman que debemos ser conscientes de nuestro dolor, evitar abatirlo con sustancias en la medida de lo posible y debemos darnos el tiempo necesario de vivir nuestro propio duelo para sanar. Cada quien tiene su ritmo y no hay reglas estrictas sobre el periodo que debe durar, es un proceso particular que no debe quedar estático, pues de otro modo se convertirá en una enfermedad emocional que tampoco deseamos tener.

Las fiestas de fin de año, exigen mucho de nosotros; crear un ambiente alegre, socializar, adornar la casa y aquí viene otra oportunidad; los terapeutas coinciden en que nada debe forzarse, todo lo que nos apetezca hacer estará bien por ahora, incluso cambiar la rutina o modificar la tradición y las reuniones sociales numerosas por ahora restringidas, nos permitirán relajarnos y confrontarnos menos con los demás; sin embargo, los mismos terapeutas afirman que el apoyo familiar, la empatía con los seres queridos cercanos es de gran ayuda para el proceso del duelo.

Nada debe forzarse, todo lo que nos apetezca hacer estará bien por ahora, incluso cambiar la rutina o modificar la tradición y las reuniones sociales numerosas por ahora restringidas, nos permitirán relajarnos y confrontarnos menos… Clic para tuitear

Hay que recordar a la persona ausente que no ocupará su silla este año, hablar de ella, contar historias y anécdotas positivas, también hablar de la persona fallecida es necesario y sano para nuestra salud mental. Los duelos acallados y endurecerse ante el dolor, no es conveniente. Según los expertos, evocar a la persona ausente, ayuda a ajustar y a construir el nuevo modo de realizar los diversos festejos del año. En el futuro, sería bueno anticiparnos a los sentimientos que nos vendrán con la ausencia de un ser querido y compartirlos, hoy en día muchos hogares han tenido ausencias.

Jorge Zalszupin, Silla Danesa,1959. Foto Naiara Gallery Instagram. 

Algunos autores hablan de los sentimientos específicos que debemos atender durante el impacto de tener una silla vacía en nuestras reuniones familiares y festividades y entre otros son: la culpa y la soledad. La culpa, por no poder o no deber sentirse bien en un ambiente festivo otra vez y la soledad por extrañar siempre a esa persona ausente. Debemos recordar que ser felices está bien, que la felicidad surge dentro de nosotros mismos y si lo hacemos en honor de la persona fallecida es un acto de amor que trasciende a la muerte, porque también nuestros seres queridos desean nuestra felicidad. La soledad es un asunto que debemos tratar con seriedad, si el sentimiento es abrumador, hay que buscar ayuda profesional.

Recordemos que el apego a las personas o cosas no nos conviene, debido a su impermanencia, a que todo lo que empieza termina, incluso nuestro seres queridos morirán algún día de cualquier manera y aunque cuesta creerlo, esta pandemia va terminar también. En estos artículos te hemos comentado que hay que vivir en el presente y demostrar nuestros afectos y agradecimientos a nuestros seres queridos ahora mismo ¿para qué esperar?…

Ser felices está bien, que la felicidad surge dentro de nosotros mismos y si lo hacemos en honor de la persona fallecida es un acto de amor que trasciende a la muerte, porque también nuestros seres queridos desean nuestra felicidad. Clic para tuitear

Nos interesa hablar del duelo en todos los momentos, porque es una experiencia humana que debe vivirse, es inevitable y para hacer de él una experiencia sana, es necesario permitirlo, pero también calcular que se ha procesado o superado, de no ser así, insistimos compartir con amistades y parientes nuestros sentimientos  y que por fortuna los medios digitales dan la oportunidad de hacerlo; abracemos desde la distancia.

Debemos agradecer el haber conocido a ese ser querido con quien compartimos un fragmento de su vida, son sentimientos genuinos que ayudan a llevar a cabo un duelo sano. Pero si es el caso de que nos encontramos ante la falta de aceptación de la pérdida y vemos que el tiempo pasa y la tristeza nos embarga, sobretodo porque entendemos que todo a nuestro alrededor es muy estresante, entonces debemos acudir a la ayuda profesional. Te sugerimos aquí algunas opciones de información, consulta y en donde atienden por la vía electrónica a distancia:

Recomendaciones para familiares en duelo durante la pandemia de Covid-19. Es un documento emitido por el gobierno de México que ofrece consejos e información sobre este tema, sobretodo para desarrollar un bienestar personal durante el proceso:

https://coronavirus.gob.mx/wp-content/uploads/2020/06/SaludMental_FamiliaresEnDuelo.pdf

Orientación para el duelo por Covid-19. Centro de Integración Juvenil.

Es un acompañamiento de información muy completa, con temas, lecturas e información adicional, como un curso autodidacta, para profundizar en el tema del duelo, al que se puede acceder a través de internet siguiendo este enlace:

http://www.cij.org.mx/DueloenlaFamiliaCovid/?fbclid=IwAR1UNGpgI3GM8EJEP2Qb5tGOgFERCpw6vctAGkZa6ODqjHAgju6ORhEvQzA

CODEP. Consultoría en Desarrollo Psicopedagógico. Son un equipo de jóvenes terapeutas de diversas ramas de la psicología, que iniciaron durante la pandemia de Covid-19, una serie de charlas virtuales en vivo. Interactúan con el público y  desarrollan los temas de salud emocional que se vieron afectados durante este año, desde luego el tema del duelo y la pérdida son tópicos recurrentes. Como dicen sus productores; si algo te preocupa o te hace “ruido”, hay que llamarlos. Se encuentran dispuestos a dar asesoría y consulta a través de su página de 

Facebook https://www.facebook.com/CODEP-979687825445171/about/?ref=page_internal

 y su canal de YouTube https://youtu.be/1KS6D0PR05c 

o en un número de Whatsapp 55 64588167 o a través de su correo electrónico serviciocodep@gmail.com 

PSIPRE. Psicología Preventiva. Son un equipo de especialistas de gran experiencia en psicoanálisis que surgió en 2003 y desde las redes sociales hacen charlas virtuales en vivo, ejercicios de reflexión y conversación, para dar asesoría en diversos temas que conciernen a la salud mental y física. El duelo ha sido abordado por ellos desde diversas perspectivas y tienen el propósito de prevenir cualquier deterioro de la salud mental. La Dra. Cristina Kennington y su equipo de colaboradores, están siempre dispuestos a escuchar y ayudar. Se encuentran abiertos a asesoría y consulta clínica en su página de internet  www.psipre.com y 

en Facebook  https://www.facebook.com/psicologiapreventiva

y su canal de YouTube https://youtu.be/efs7823WIA 

SIKI. Estar bien hoy. Es una plataforma digital muy activa e influyente en medios de comunicación por parte de sus creadoras y se dedica a la promoción de la salud mental y bienestar emocional. Este año del Covid-19, preocupadas por las consecuencias de los duros momentos que se han vivido, han creado el proyecto #HoyVaPorTi, es una convocatoria para que los profesionales de la salud ofrezcan sus servicios en forma gratuita para atender los duelos y situaciones por las que hemos pasado durante la pandemia. Se pueden hacer contacto a través de su página de internet https://www.sikiestarbien.com/contacto y en redes sociales Facebook https://www.facebook.com/sikiestarbien?locale=es_ES

En Memorial San Ángel, cerramos el año 2020 con la gran enseñanza de atender nuestra salud mental, debemos hacer un esfuerzo de transformación para mejorar de forma integral. La “silla vacía» de este año es también la que voluntariamente dejamos, para mantener la sana distancia, como un acto de amor y responsabilidad y atraer de nuevo la salud que siempre será el regalo más grande de fin de año. Te abrazamos en la distancia y recuerda que estamos contigo hasta el final.

Imagen: David Hockney,  El Parque de las Fuentes, Vichy, 1970, acrílico sobre tela.

Abrir chat
Hola, ¿en qué podemos apoyarle?